Reseña del curso de Dai-Sifu Emin en Madrid

Reseña del curso de Dai-Sifu Emin en Madrid

Reseña del curso de Dai-Sifu Emin en Madrid

Poder ver a Dai-Sifu Emin “en vivo” ha sido siempre una meta desde que aprendí quien era en el mundo del Wing Tsun. Sin lugar a dudas el mejor luchador de Wing Tsun de los últimos 40 años y el que ha tenido más claro cómo usar esto en el combate. Además, ha enseñado a casi todos los que hoy en día son buenos en esto.

Pasados los años, otra de las cosas que más admiraba era su comprensión simple y efectiva de los conceptos del Wing Tsun y su capacidad para explicarlas de manera sencilla (y cualquiera que ha dado clase sabe que eso no es tan fácil). Y eso también quería verlo en vivo. Además, coincide mucho con mi manera de concebir este arte marcial.

Y al fin, animado por Hector de Ebmas, este fin de semana fui al curso de Dai-Sifu Emin en Madrid. Creo que si este blog quiere escribir sobre el Wing Tsun en Madrid es obligado, para ser lo más imparcial posible (siempre dentro de lo que me venga en gana serlo), asistir a cursos de compañeros y maestros, y más en este caso.

Sifu Emin es impresionante. Eso está claro, tiene el físico, la altura, la potencia, la precisión y el conocimiento. Es Wing Tsun en movimiento. No esperaba menos. Haciendo lat sao con él  le vale un puño recto para romper la estructura de quien sea (a mi, que soy malo,pero también al resto)…y luego tiene los pasos, ángulos y sensibilidad por si le apetece usarlos. Y que no se engañe la gente. No te rompe por fuerza, sino con ángulos y líneas perfectas. Es simplemente otro nivel.
Pero es que además, para lo famoso que es, no es muy lejano. Nada más llegar a la puerta del gym saludó uno a uno a todos (nuevos y no nuevos, primeros grados y avanzados por igual). Después, una vez dentro, no para de hacer bromas y chistes. No digo que los demás maestros no sean graciosos, la mayoría, en sus escuelas con su gente lo son, pero es que a sifu Emin le gusta hacerlas. Para el que no le conozca no tiene ese aura de “no te me acerques si no eres de cierto grado”, le vi responder a todos sin problemas.

Una vez empezado el seminario y separado en dos grandes grupos, como es habitual en estos casos, la gente entrenó duro los programas: todos mezclados Ebmas y no Ebmas. En lo que me tocó a mi aplicaciones de lat-sao de sus programas de 6-7 de alumno.  ¿Que los programas son científicos, razonados y  buenos? Si, son muy buenos. Pero también lo son los de otras asociaciones….no entro ahí porque no tengo la capacidad ni interés de decir si son mejores que otros o no.  Además al final son movimientos para aprender conceptos, valdrían otros movimientos. Lo que yo creo que distingue a Ebmas y sus practicantes son tres cosas con las que coincido y que Sifu Emin mencionó un par de veces:

  • Realismo. Personalmente no comulgo mucho con la idea de moda ahora que a un agresor lo puedas parar suavemente. He tenido mis altercados en la calle y he entrenado con algún “borrico” o “zumbado”. Y perdonad pero a esos no los paras con suavidad. La potencia, la mala leche y la adrenalina hay que usarlas. Ayudadas por el entrenamiento de sensibilidad del Wing Tsun para encontrar huecos y no dar apoyos, SI, pero con potencia. Si no es como usar un cuchillo con un brazo de goma, no se clava ni corta ni na.
  • Sudar: HECHARLE HORAS. Puedes tener el mejor sistema del mundo que si no le echas horas será una porquería. Soy un gran defensor de “así como entrenas, así pelearás”. No hay secretos, sólo horas de vuelo. Es más, sólo empujándote consigues mejoras, por lo tanto tienes que obligarte a mejorar. Sifu Emin hizo mucho hincapié en eso.
  • Sistema científico: Como físico esto me gusta y siempre me ha gustado del WT. Todo son líneas y ángulos, todo está estructurado y razonado. Se descarta lo supérfluo y se añade a la ciencia la potencia. Todo encaja.

Haré caso a un lector del blog y no comentaré sobre cómo nos recibieron porque debería ser una norma: lo hicieron como tiene que ser. Gracias por ello a todos (profesores y alumnos). Me lo pasé muy bien. En mi caso particular siempre caen las mismas bromas sobre el pasado pero estoy más que acostumbrado jejejejje.  Eso si, recordemos que la fiesta es de Ebmas, la gente puede acudir a entrenar con ellos un poco y ver lo que hacen, pero ellos van a su historia: a entrenar y mejorar. El que quiera que se una y el que no que no. Lo que me parece totalmente normal.

Al curso se va a entrenar y fue un placer hacerlo con todos. Gracias a Jorge (instructor en Vallecas) en particular pero a todos en general. Vi un Ebmas con mucho futuro como sabía que vería. Ebmas siempre es un sello de calidad y rigor.

Como extra tuvimos una suerte ese día por partida doble. Por un lado nombraron grado técnico a Hector. ME ALEGRO y es muy merecido, me gustó estar ahí para verlo amigo. Además, también nombraron Sifu a Sifu Ignacio. Por lo tanto ya tenemos otro sifu de la Ebmas en Madrid. Ambos (no conozco al resto)  me parece que mantendrán el nivel de Ebmas muy alto en la capital. Y son ellos y los alumnos los que realmente importa porque una federación se sustenta en sus instructores y alumnos, por muy grande que sea su cabecilla (que lo es).

Así que una fiesta del Wing Tzun, muy agradable. Un encuentro con amigos, conocimos a nuevos y ví por qué Ebmas produce gente de tanta calidad. Y conocí al mejor exponente del Wing Tsun.

Gracias de nuevo y 1,2,3 ….EBMAS 😀

 

About the Author